Capitulo 3: Banora

Capítulo 3. Banora.

 

Antes de ir a la siguiente misión podréis moveros por el edificio Shinra y por el sector 8 de Midgar. Aprovechar la ocasión y en este mismo sector hablar con las líderes de los clubs de fans de los soldados de primera clase, las cuales os enviarán correos si os unís a ellas desvelando la forma de ser de estos, así como sus gustos.

Tras curiosear estos dos escenarios, dirigiros a las dependencias de soldados y hablar con Tseng en la sala de reuniones para dirigiros a vuestra próxima misión, en el pueblo natal de Angeal y Génesis: Banora.

Nada más llegar os encontraréis en una sendero cubierto por una especie de árboles / Parra que tienen un montón de Bobozanas, una fruta derivada de la manzana de la que Angeal os había hablado. Subir por ese sendero hasta llegar a una plaza y prepararos para luchar contra el próximo objetivo: La máquina de Shinra. No es un enemigo muy poderoso, usar electro y esquivar y no tardaréis en vencerla.

Acto seguido entrar en la plaza del pueblo y dirigiros a la última casa, que será la de Angeal para hablar con su madre. Tras la escenita en la que conoceremos los orígenes de la Espada Mortal, poner rumbo a la fábrica donde se encuentra Tseng esperándoos. Una vez dentro, debéis seguir a Tseng luchando contra algunas patrullas de Shinra hasta llegar a la planta de arriba. Ahí tendrá lugar otra escena en la que conoceremos a Génesis y volveremos a encontrarnos con nuestro ex maestro Angeal. Al acabar la escena dirigiros de vuelta al pueblo y entrar en la casa de Angeal otra vez, ahora si ha llegado la hora de enfrentarse al enemigo final de fase: El dragón Bahamut.

 

Jefe final de fase: Bahamut

Vida (Vit): 8000 Aprox.

Forma de vencer: Bahamut tiene 4 formas de atacar, una desde tierra que es dando un zarpazo, otra saltando en el aire para caer encima vuestra, otra volando hasta un rincón al que no podéis llegar para lanzaros rayos y una última que es su límite mega fulgor el cual os quitará una cantidad considerable de vida, por lo que debéis manteneros con la vida a tope en todo momento, usando pociones o la magia cura.
La forma de luchar varia según la posición del dragón, si está en tierra atacarle con la espada y esquivar sus ataques zarpazo y salto cuando veáis que se prepara para realizarlos. Cuando esté en el islote ese al que no podéis llegar, usar magias constantemente manteniendo a Zack lo más cerca posible y esquivando sus rayos. Por último cuando utilice su límite, usar cura y seguir atacando. No es un enemigo muy difícil.



Al acabar con él observar la escena y apareceréis en el edificio Shinra de nuevo.